Meléndez: La espada y la pared

By
Updated: diciembre 19, 2011

La espada y la pared me atraviesan y no al revés…

 

Gilbert Meléndez , el emblema de Strikeforce.

Cómodo, Gilbert Meléndez, el campeón ligero de Strikeforce y uno de los gladiadores más dinámicos del orbe se vio cómodo ante Jorge “Gamebred” Másvidal. En su tercera defensa del fajín que lo avala como jerarca de la segunda empresa más importante de las Artes Marciales Mixtas (AMM). Combinaciones precisas le abrieron paro a una Decisión Unánime por 50-45 doble y 49-46 en las tarjetas de los jueces.

“El Niño” estableció un patrón exitoso de ofensiva en el primer asalto al imponer su mejor técnica pugilística para conectar pleno al rostro del cubano retador. Solamente en el primer asalto el californiano intento una estrangulación, el resto del combate del combate pudo haber sido disputado en un cuadrilátero con guantes de 10 onzas.

Conforme con su actuación, tras la batalla el monarca dijo: “Hice lo que tenía que hacer para vencerlo, era una pelea difícil para mí porque estilísticamente me resulta muy complicado, lo vencí en su propio estilo, creo que soy mejor que él en la pelea de pie y lo demostré “. Confirmó su postura al indicar que “él es el retador, tiene que vencerme, arrebatarme el título”, además mostró confianza en sus habilidades al demandar que los nuevos dueños de Strikeforce le deben traen retadores frescos.

Mélendez envió un reto al monarca del Ultimate Fighting Championship (UFC), invitándolo a competir dentro de “su hexágono”, aunque actuaciones como la del sábado sólo confirmar la impresión de que el mexicoamericano es el campeón de la segunda empresa, es complicado verle en otra luz ante lo brillante que resulta la división ligera del UFC.

 Las invitaciones de palabra son menos memorables que las realizadas con los puños, la actuación de Meléndez en San Diego fue buena para cumplir, salir del reto y sostenerse en su lugar, pero no lo acercó a los retos que merece, sigue estando lejos de peleas ante contendientes de mayor categoría.

En la conferencia de prensa posterior al evento, la mayoría de las preguntas se enfocaron en la situación contractual de Gilbert con Strikeforce, y como su lealtad a la empresa le ha impedido ser parte del UFC. Scott Cocker, directivo y antiguo dueño de la promotora, explicó que como parte de su acuerdo para transmitir sus eventos por SHOWTIME, Meléndez seguirá con la empresa, sus esperanzas de competir ante el monarca de UFC se han desvanecido.

Recordemos que “El Niño” es un peleador con mucha experiencia dentro del hexágono, inició su recorrido sobre la lona de Strikeforce en octubre de 2006. Su éxito en la promotora es impresionante, tiene diez victorias y un solo traspié ante Josh “Punk” Thompson. Las habilidades de Meléndez lo establecen como uno de los mejores cinco peleadores de 155 libras en el mundo, lamentablemente sus posibilidades de migrar al UFC son escazas.

Aunque manifestó que se iba a sentar a charlar con los directivos de la empresa madre de Strikeforce y UFC, Zuffa LLC, el semblante golpeado de “El Niño” mostraba que se resignó a su realidad, está atorado en una jaula de cristal con techo bajo. Quedan tres rutas para el monarca ligero, emplear jabs verbales más agresivos, autoproclamarse el mejor campeón de los livianos entre otras cosas, impactar en sus duelos para  que su brinco a UFC se acelere o  simplemente conformarse con su posición dentro de la empresa, siendo el emblema de la segunda mejor empresa del mundo.

En la promotora quedan sellos distintivos como las divisiones femeniles, el torneo de peso completo, pero el verdadero reflejo de la actualidad de Strikeforce es un peleador extraordinario que se encuentra entre La Espada y La Pared, que quiere pasar a la empresa más grande y no puede porque su trayectoria dentro de la empresa lo deja como el mejor ejemplo de como se puede desarrollar un talento de manera exitosa sin que pise el octágono. Meléndez será el bastión no solo de la división ligera, sino de la empresa en su siguiente etapa, ya que la vida no es justa y su trayectoria de éxito solamente le impide su paso al UFC. Su principal virtud, ser bueno, se convierte en su principal defecto, es muy bueno y no se lo pueden arrebatar a Strikeforce.

 

Print Friendly

Leave a Reply