Jones vs Evans: Dos tipos de cuidado

By
Updated: abril 19, 2012

UFC 145

Todos saben cómo va la historia, una estrella envejece y la reemplaza alguien joven, no hay nada extraordinario en ella. Un duelo por el fajín semicompleto donde la corona parece lo menos importante. Rashad Evans busca sorprender a Jon Jones y, al menos en su mente, vengarse del arrogante ‘Bones’ que lo desplazó.

Es el tipo de melodrama que se muestra por la televisión en horario estelar, enemigos íntimos, dos tipos de cuidado que tienen diferencias y sólo pueden resolverlas ingresando a una jaula.

La trama ha sido relatada en interminables ocasiones: Greg Jackson entrenó a Evans por años, juntos conquistaron el título semipesado del UFC, Jones se incorporó al equipo, suplió al lesionado ‘Suga’ en batalla campeonil y destrozó a ‘Shogun’ Rua para vestirse de oro. Desde entonces la relación entre Evans y Jackson/Jones se tornó agria.

El Ultimate Fighting Championship (UFC) ha producido varios programas donde se detallan los actos de esta obra, en todas sus plataformas la promotora ha cumplido su labor, para ellos narrarnos una historia es parte del proceso para vendernos un pago por evento.

La mayoría de las entrevistas previas al duelo se enfocan en la traición, los jabs verbales no pararán, el cuento será relatado hasta que la chicharra inicial marque el inicio del combate. Hasta entonces observaremos lo que Jones y Evans nos pueden ofrecer con mayor calidad, su desempeño dentro del octágono.

La batalla a desarrollarse en Atlanta nos revelará los avances del campeón más joven y con mayor potencial en la historia del UFC. El palmarés de Jon Jones rompe nuestros preconceptos, sus logros son algo completamente inusitado en la división más redituable de las Artes Marciales Mixtas (AMM).

El duelo estelar de UFC 146 no se trata de darle punto final a la rivalidad, exagerada, entre “Bones” y Rashad, lo que realmente se disputa es el legado que dejará el vencedor cuando decida colgar los guantes.

En caso de que se cumplan los pronósticos y Jones salga con la mano en alto, seremos testigos de su cuarta victoria consecutiva sobre antiguos monarcas de la división con tope en las 205 libras. A sus 24 años, Jon Jones estaría superando las marcas de todos los monarcas semipesados que ha tenido el UFC. Nadie había logrado una seguidilla de triunfos tan impresionante, fulminando a los principales representantes de la categoría.

El futuro de Jon Jones es tan promisorio que ni siquiera nos detenemos para observar maravillados sus logros. “Bones” va en ruta a consolidarse como un peleador de época. Un triunfo sobre Evans lo establecería como el monarca más prolífico hasta hoy, en la división que ha tenido figuras como Randy Coutue, Chuck Liddell, Tito Ortiz y “Rampage” Jackson.

Dentro de algunos años podremos describir UFC 146 como el punto donde Jon Jones se consagró como el mejor semicompleto que hasta hoy han producido las AMM o la fecha en que Rashad Evans sorprendió a los aficionados y refrendó su clasificación histórica.

Evans tiene la oportunidad de vencer al chico del momento, al que recibió patrocinio del UFC, quien lo desplazó en su campamento, pero sobre todas las cosas, Rashad está de cara a su mayor reto deportivo, imponerse a Jones implicaría su evolución y ascenso a la élite del deporte.

Jones vs. Evans, no importa su disputa personal, descartemos la publicidad, lo relevante es su legado y el resultado de esta epopeya será clave para definirlo. Sí vemos un apretón de manos o abrazos al finalizar el duelo es irrelevante, lo trascendental es quien levanta la mano.

Que tengan una fenomenal semana y sobre todo ¡disfruten la pelea!

Print Friendly